Ecos de agujeros de gusano.

Resultado de imagen de COLISION DOS AGUJEROS NEGROS

Echoes of Kerr-like wormholes. Pablo Bueno, Pablo A. Cano, Frederik Goelen, Thomas Hertog, and Bert Vercnocke. Phys. Rev. D 97, 024040 – Publ. 26 jan. 2018. ACCESO AL PDF ACCESO AL HTML

Las colaboraciones científicas LIGO y Virgo han detectado ondas gravitacionales procedentes de la fusión de dos agujeros negros, inaugurando una nueva era en el estudio del cosmos. ¿Pero y si esas ondulaciones del espacio-tiempo no las hubieran producido agujeros negros, sino otros objetos exóticos? Físicos españoles presentan una alternativa: agujeros de gusano, que se pueden atravesar para aparecer en otro universo.

La misteriosa naturaleza de los agujeros negros

Los autores de este estudio diferencian los agujeros negros ‘astrofísicos’, cuya existencia se descartaría con la aparición de ecos en la señal gravitacional, de otros tipos, según cuenta Pablo Bueno, uno de los autores:

“La puntualización ‘astrofísicos’ se refiere a que, en principio, podría ser que los presuntos agujeros negros analizados con los observatorios de ondas gravitacionales como LIGO o Virgo no fueran realmente agujeros negros, pero otros presuntos agujeros negros (como los supermasivos en el centro de las galaxias, o, en el límite de tamaño opuesto, hipotéticamente agujeros negros microscópicos) sí lo fueran realmente. 

Es decir, podría ser que presuntos agujeros negros a otras escalas sí que fueran agujeros negros, y esto sería algo que no podría descartarse con los resultados de LIGO, que hacen referencia a objetos de unas cuantas masas solares. Uno tendería a pensar que si este tipo de objetos no son realmente agujeros negros, lo mismo ocurriría con los supermasivos (para estos habrá otros experimentos próximamente, como el Event Horizon Telescope), pero asegurar que no podrían existir agujeros negros en ninguna circunstancia en otras escalas tal vez es demasiado aventurado. 

Lo normal es que si los de LIGO no son agujeros negros es porque hay alguna razón fundamental que impide que se formen horizontes de eventos en cualquier circunstancia, pero esa es una extrapolación que, de momento, no está 100% asegurada”.

ABSTRACT

Structure at the horizon scale of black holes would give rise to echoes of the gravitational wave signal associated with the postmerger ringdown phase in binary coalescences. We study the waveform of echoes in static and stationary, traversable wormholes in which perturbations are governed by a symmetric effective potential. We argue that echoes are dominated by the wormhole quasinormal frequency nearest to the fundamental black hole frequency that controls the primary signal. We put forward an accurate method to construct the echoes’ waveform(s) from the primary signal and the quasinormal frequencies of the wormhole, which we characterize. We illustrate this in the static Damour-Solodukhin wormhole and in a new, rotating generalization that approximates a Kerr black hole outside the throat. Rotation gives rise to a potential with an intermediate plateau region that breaks the degeneracy of the quasinormal frequencies. Rotation also leads to late-time instabilities that, however, fade away for small angular momentum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s