Lo que la música nos hace sentir.

música - Buscar con Google

Alan S. Cowen, Xia Fang, Disa Sauter, and Dacher Keltner. What music makes us feel: At least 13 dimensions organize subjective experiences associated with music across different cultures. PNAS first published January 6, 2020 https://doi.org/10.1073/pnas.1910704117

Artículo

Ver y experimentar en el mapa

La música evoca 13 emociones clave y los científicos las han mapeado. La música es realmente un lenguaje universal, según un nuevo estudio sobre cómo la gente en los Estados Unidos y China responde a los diferentes géneros de sonidos. Así, por ejemplo “Star-Spangled Banner” de Whitney Houston despierta el orgullo. “The Shape of You” de Ed Sheeran insufla alegría. Y “Careless Whispers” de George Michael genera poder de seducción.

Se encontró que los sentimientos asociados con la música ocupaban gradientes continuos a través de diferentes culturas contradiciendo las teorías de las emociones discretas. Estos hallazgos pueden servir de base para investigaciones que van desde la etiología de los trastornos afectivos hasta las bases neurológicas de la emoción.

Los científicos Cowen y Keltner de UC Berkeley encuestaron a más de 2.500 personas en los Estados Unidos y China sobre sus respuestas emocionales a miles de canciones de géneros como el rock, el folk, el jazz, la música clásica, las bandas de música, la música experimental y el heavy metal. Las “Cuatro estaciones” de Vivaldi hicieron que la gente se sintiera energizada. El “Rock the Casbah” de The Clash los animó. “Let’s Stay Together” de Al Green evocó sensualidad y “Somewhere over the Rainbow” de Israel Kamakawiwo les provocó alegría. Mientras tanto, el heavy metal fue ampliamente considerado como desafiante y, tal como su compositor pretendía, la partitura de la escena de la ducha de la película “Psicosis” desencadenó el miedo. Si bien, los investigadores reconocen que algunas de estas asociaciones podrían basarse en el contexto en el que los participantes del estudio habían escuchado previamente cierta pieza musical, como en una película.

Cowen y sus colegas investigadores han traducido los datos en un mapa de audio interactivo donde los visitantes pueden mover sus cursores para escuchar cualquiera de los miles de fragmentos de música para averiguar, entre otras cosas, si sus reacciones emocionales coinciden con la forma en que las personas de distintas culturas responden a la música.

¿El resultado? La experiencia subjetiva de la música a través de las culturas se puede trazar dentro de por lo menos 13 sentimientos generales: Diversión, alegría, erotismo, belleza, relajación, tristeza, ensoñación, triunfo, ansiedad, temor, molestia, desafío y sentimiento de estar emocionado. Los hallazgos aparecen en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

youtube - Buscar con Google

En primer lugar, los voluntarios escanearon miles de vídeos en YouTube en busca de música que evocara una variedad de emociones. A partir de ellos, los investigadores crearon una colección de clips de audio para usar en sus experimentos. Luego, casi 2,000 participantes del estudio en los Estados Unidos y China calificaron cada uno unas 40 muestras de música basadas en 28 categorías diferentes de emoción, así como en una escala de positividad y negatividad, y para los niveles de excitación. Aunque tanto los participantes del estudio de EE. UU. como los chinos identificaron emociones similares, como sentir miedo al escuchar la partitura de la película “Tiburón”, difirieron en cuanto a si esas emociones les hacían sentirse bien o mal.

“Imagina organizar una biblioteca musical masivamente ecléctica por emoción y capturar la combinación de sentimientos asociados con cada pista. Eso es esencialmente lo que ha hecho nuestro estudio”, dijo el autor principal del estudio Alan Cowen, estudiante de doctorado en neurociencia de la UC Berkeley.

spotify - Buscar con Google

Las aplicaciones potenciales de los resultados de estas investigaciones van desde informar a las terapias psicológicas y psiquiátricas diseñadas para evocar ciertos sentimientos hasta ayudar a los servicios de transmisión de música como Spotify a ajustar sus algoritmos para satisfacer las ansias de audio de sus clientes o establecer el estado de ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s