El color: fenómeno físico, tecnológico y cultural en constante evolución.

La Fundación Telefónica acaba de inaugurar la exposición que, con el título Color. El conocimiento de lo invisible, podrá visitarse desde el 16 de junio de 2021 al 9 de enero de 2022. Aborda el concepto del color como fenómeno físico, tecnológico y cultural en constante evolución, explorando su naturaleza científica y deteniéndose en sus aplicaciones artísticas.

LUGAR: Espacio Fundación Telefónica Madrid (España). FECHA: 16 junio 2021 – 9 enero 2022

La muestra, comisariada por María Santoyo y Miguel Ángel Delgado, pretende explorar la naturaleza híbrida y transversal del color, un parámetro científico cuyos efectos definen nuestra identidad cultural, mutable y condicionada por el desarrollo de la Revolución Industrial. Los avances de la ciencia, la industria y la tecnología no solo amplían la gama cromática de nuestro mundo, sino que nos permiten conocerlo más allá de sus límites y del alcance de nuestra vista. El color es un indicador cultural profundamente revelador y un dato valiosísimo en campos científicos como la medicina, la neurociencia o la astrofísica, que además, nos permite interpretar el universo visible y acceder al conocimiento de lo invisible.

El recorrido de la exposición ‘Color. El conocimiento de lo invisible’ empieza a inicios del siglo XVII -con el descubrimiento fundacional de Newton que separa mediante un prisma los siete colores que según él contiene la luz del Sol– pasando por las tentativas de cartografías cromáticas que arrancan en el XVIII, hasta llegar a las innovaciones tecnológicas que han permitido plasmar y reproducir nuevos colores. Destacados científicos españoles nos cuentan la aplicación del color en investigaciones pioneras en el campo de la fotofarmacología o la neurología, y una colaboración con la Universidad de Waseba en Japón muestra el coloreado de películas históricas en blanco y negro a través de técnicas de inteligencia artificial.

Muchas convenciones pueden desvelarse y cuestionarse a través del color. El corazón de la exposición está dedicado a una gama especialmente atravesada por ideas relacionadas con las religiones, el poder, el desarrollo industrial o los hábitos sociales: la que va del azul al rojo, incluyendo tonalidades muy significativas desde el punto de vista cultural como el rosa o el púrpura. Ninguno de estos colores ha significado siempre lo mismo, y tampoco podemos dar por sentado que su simbología o percepción sea la misma en todas las culturas. Piezas de Yves Klein, Esteban Vicente o Balenciaga, conviven con otras propias de la cultura popular para explorar esta cuestión.

Pero, sobre todo, la manera en que experimentamos el color está estrechamente relacionada con la psicología, como ya anticipó Goethe a principios del siglo XIX. Una instalación inmersiva creada por el estudio Onionlab y basada en las investigaciones de un equipo de científicos de las universidades de Lausana y Autònoma de Barcelona, ofrece al visitante la posibilidad de experimentar sus propias emociones ante distintos colores. La artista italiana Roselena Ramistella aborda también el cromatismo de las emociones con su serie The Warmth donde, mediante una cámara térmica, retrata a personas en situación de vulnerabilidad.

FUENTE: Folio complutense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s