Motores de búsqueda: una mecánica de técnicas algorítmicas

Rieder, B. [e-Book] Engines of Order : A Mechanology of Algorithmic Techniques, Amsterdam University Press, 2020.

Texto completo

El software se ha convertido en un componente clave de la vida contemporánea y los algoritmos que ordenan, clasifican o recomiendan están por todas partes. Partiendo de la filosofía de Gilbert Simondon y de la tradición de las técnicas culturales, este libro examina el carácter constructivo y acumulativo del software y recorre las trayectorias históricas de una serie de técnicas algorítmicas que se han convertido en los bloques de construcción de las prácticas contemporáneas de ordenación. Desarrolladas en oposición a siglos de tradición bibliotecaria, estas técnicas instancian formas de conocimiento dinámicas, perspectivistas e interesadas. Incrustadas en infraestructuras técnicas y lógicas económicas, se han convertido en motores de orden que transforman el modo en que organizamos la información, las ideas y las personas.

En las últimas décadas, y en particular desde la adopción generalizada de Internet, los encuentros con los procedimientos algorítmicos para la “recuperación de información” -la actividad de obtener alguna pieza de información de una colección o repositorio de algún tipo- se han convertido en experiencias cotidianas para la mayoría de las personas en grandes partes del mundo.


Fuente: UNIVERSO ABIERTO

La informática del sonido y la música.

Sound and Music Computing. (2018). Tapio Lokki; Stefania Serafin; Meinard Müller; Vesa Välimäki (Eds.). MDPI AG – Multidisciplinary Digital Publishing Institute. ISBN 9783038429081.

ACCEDER AL LIBRO

La informática del sonido y la música es un campo de investigación joven y altamente multidisciplinar. Combina métodos científicos, tecnológicos y artísticos para producir, modelar y comprender las artes sonoras y de audio con la ayuda de ordenadores.

La informática del sonido y la música toma prestados métodos de la informática, la ingeniería eléctrica, las matemáticas, la musicología y la psicología.

Sound and Music Computing

Premio Turing 2021 para los creadores de la base sobre la que se sustentan los compiladores.

El canadiense Alfred Vaino Aho (79 años), profesor emérito de la Universidad de Columbia, y el estadounidense Jeffrey David Ullman (78 años), profesor emérito de la Universidad de Stanford, han sido distinguidos con el premio Turing de 2020, conocido como el nobel de la informática. El galardón lo entrega cada año la ‘Association for Computing Machinery (ACM)’ entre quienes hayan contribuido de manera destacada al avance de la ciencia de la computación.

Alfred Vaino Aho y Jeffrey David Ullman

La ACM asegura en un comunicado en su página, que Aho y Ullman se han hecho merecedores del premio por su contribución al diseño y análisis de los algoritmos, por contribuir a los fundamentos de los lenguajes de programación de los ordenadores y su compilación, y por sintetizar estos resultados en sus libros, muy influyentes, “que han educado a varias generaciones de científicos informáticos”.

La colaboración entre Ullman y Aho comenzó en 1967 durante su etapa en Bell Labs, histórico centro de investigación de AT&T. Los dos profesores ayudaron a describir la tecnología de compiladores y abrir la puerta a traducir programas de alto nivel en códigos máquina de bajo nivel.

 El software (programa informático) que hace funcionar cualquier dispositivo tecnológico con el que interactuamos ―desde un teléfono móvil a un servidor gigante― está escrito por humanos en un lenguaje de programación de nivel superior que luego es traducido (compilado) para su ejecución por la máquina en un código de nivel inferior. Un compilador, explica Ricardo Peña, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Complutense de Madrid, “es un tipo de programa muy complejo encargado de dicha traducción, que se realiza en varias fases”.

“En primer lugar, hay un análisis gramatical, en el que es imprescindible una teoría llamada de autómatas. A continuación, se produce la detección de errores, tanto gramaticales como de las reglas semánticas del lenguaje. Después, se genera el código y por último, tiene lugar la optimización”, detalla Peña. Tanto Ullman como Aho son pioneros en este tema de la compilación; en análisis de la complejidad de los algoritmos y en bases de datos. Y sobre todo, han volcado muchas energías en poner al alcance de los estudiantes toda esa información de forma asequible para su estudio.

En esa faceta pedagógica de ambos galardonados insistió este miércoles el presidente de la ACM, Gabriele Kotsis, quien, en la comunicación del premio, recordó que “la programación informática y el desarrollo de sistemas de software cada vez más avanzados sustentan casi todas las transformaciones tecnológicas que ha experimentado la sociedad en las últimas cinco décadas”. Y añadió: “Si bien numerosos investigadores han contribuido a estas tecnologías, el trabajo de Aho y Ullman ha sido especialmente influyente. Han sido líderes de opinión desde principios de la década de 1970 y su trabajo ha guiado a generaciones de programadores hasta el día de hoy”.

Aho y Ullman son coautores de nueve libros. En su comunicado, la ACM destaca dos de ellos, El diseño y análisis de los algoritmos computacionales (1974), uno de los primeros libros sobre algoritmos disponibles para estudiantes, y Principios del diseño compilador (1977), conocido como “el libro del dragón” por el diseño de su portada y que es todavía hoy el manual más usado en la asignatura del mismo nombre. A estos dos libros, Peña añade un tercero sobre estructuras de datos y algoritmos (1983), escrito junto con otro autor (J.E. Hopcroft), que también se ha convertido en un clásico en la Ingeniería Informática.

China arrebata a EEUU la supremacía cuántica con su nueva supercomputadora.

La nueva Guerra Fría entre bloques ya no es Unión Soviética/Estados Unidos. La irrupción de China en el mundo capitalista ha dado un vuelco a esta partida de ajedrez y la carrera tecnológica es su principal competición en la que ambos países son actores principales.

Un equipo de físicos de China afirma haber construido una computadora cuántica capaz de realizar ciertos cálculos casi 100 billones de veces más rápido que la supercomputadora más avanzada del mundo. De esta manera, China ha alcanzado el primer hito en la carrera global para desarrollar la computación cuántica a gran escala.

El científico chino Pan Jianwei y sus colegas crearon un prototipo de computadora cuántica, llamada Jiuzhang, con la que detectaron hasta 76 fotones, partículas elementales responsables de causar manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético. El sistema Jiuzhang es capaz de implementar el muestreo del bosones gaussiano a gran escala, 100 billones de veces más rápido que la supercomputadora más rápida existente en el mundo. Por si fuera poco, el nuevo prototipo puede procesar datos 10.000 millones de veces más rápido que la computadora cuántica de 53 cubits desarrollada por Google.

“La ventaja computacional cuántica representa un tipo de umbral. Es decir, cuando la capacidad de un nuevo prototipo supera la de la computadora tradicional más potente en el manejo de una tarea particular, demuestra que posiblemente hará avances en muchas otras áreas”, señaló Lu Chaoyang, profesor de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China.

Por ahora, el sistema Jiuzhang es campeón en una sola área; sin embargo, los físicos chinos aseguran que, a diferencia de las computadoras convencionales, su aparato tiene potencial para ser usado en varios ámbitos, incluida la teoría de grafos, el aprendizaje automatizado y la química cuántica. Esto todo es gracias a su capacidad de supercomputación. 

Esta supremacía cuántica es el resultado de 20 años de esfuerzo que ha aplicado el equipo de Pan Jianwei. Durante su investigación, los físicos chinos han logrado también solucionar varios problemas tecnológicos importantes. Uno de ellos fue descubrir una fuente de fotones de alta calidad.

“Por ejemplo, es fácil para nosotros tomar un sorbo de agua cada vez, pero es difícil beber solo una molécula de agua. Una fuente de fotones de alta calidad necesita ‘liberar’ solo un fotón cada vez, y cada de estas partículas elementales necesita ser exactamente de la misma forma, lo cual es todo un desafío”, explicó Pan Jianwei, citado por la agencia china Xinhua. Uno de los frentes en la carrera tecnológica 

Hoy en día, los investigadores chinos compiten contra las principales corporaciones tecnológicas de EEUU, desde Alphabet hasta Amazon y Microsoft para alcanzar el liderazgo en la computación cuántica. Este ámbito, según la agencia Bloomberg, se ha convertido en otro frente en la carrera tecnológica entre EEUU y China. En el 2019, Google anunció haber construido una computadora que podría realizar un cálculo que le ocuparía cerca de 10.000 años a las supercomputadoras más rápidas en 200 segundos. Hasta la fecha, este aparato ha mantenido la supremacía cuántica. Y el Gobierno de China, a su vez, ha hecho todo lo posible para arrebatársela. 

Ahora, el país asiático está construyendo un Laboratorio Nacional para Ciencias de Información Cuántica por un valor de 10.000 millones de dólares. Su levantamiento forma  parte de un gran impulso que Pekín ha dado en ese campo. 

Mientras tanto, en EEUUla Administración Trump ofreció fondos de 1.000 millones de dólares para realizar investigaciones a principios del 2020 en la inteligencia artificial y la información cuántica y ha tratado de atribuirse el avance de Google, destaca el medio.

FUENTE: Sputnik News 

Los sistemas ciberfísicos (CPS).

Cyber-Physical Systems: A Model-Based Approach.  Taha, Walid M. ; Taha, Abd-Elhamid M. ; Thunberg, Johan. Springer Nature, 2020. DOI: 10.1007/978-3-030-36071-9

ACCEDER AL LIBRO

En este conciso pero completo libro en acceso abierto, se presentan a los futuros inventores los conceptos clave de los sistemas ciberfísicos (CPS).

Un sistema ciber-físico integra capacidades de computación, almacenamiento y comunicación junto con capacidades de seguimiento y/o control de objetos en el mundo físico. Los sistemas ciber-físicos están, normalmente, conectados entre sí y a su vez conectados con el mundo virtual de las redes digitales globales.

Utilizando el modelado como una forma de desarrollar una comprensión más profunda de los componentes computacionales y físicos de estos sistemas, se pueden expresar nuevos diseños de manera que se facilite su simulación, visualización y análisis. Los conceptos se introducen de manera interdisciplinaria.

Aprovechando los sistemas híbridos (continuos/discretos) como marco unificador y la perspicacia como entorno de modelación, el libro salva la brecha conceptual en las aptitudes de modelación necesarias para los sistemas físicos, por un lado, y los sistemas computacionales, por otro. Al hacerlo, el libro da al lector las habilidades de modelado y diseño que necesita para construir productos inteligentes y habilitados para la tecnología de la información.

Comenzando con una mirada a varios ejemplos y características de los sistemas ciberfísicos, el libro progresa para explicar cómo el área reúne varios previamente distintos como los sistemas integrados, la teoría de control y la mecatrónica.

Presenta un proyecto basado en la simulación que se centra en un problema de robótica (cómo diseñar un robot que pueda jugar al ping-pong) como un ejemplo útil de un dominio de CPS, Cyber-Physical Systems: A Model-Based Approach demuestra el íntimo acoplamiento entre los componentes cibernéticos y físicos, y cómo el diseño de robots revela varios problemas de control no triviales, importantes requisitos de computación incorporada y en tiempo real, y la necesidad de considerar cuestiones de comunicación y preconcepciones.

Forpheus: El robot que juega ping-pong