Acuerdo Transformador de Acceso Abierto de las universidades españolas con Springer Nature

Acuerdo transformador: Los acuerdos de lectura y escritura implican que por el precio que se paga por la licencia de acceso, los autores de la institución no pagan por publicar en esas revistas, al contrario de lo que ocurría hasta ahora; ya que si un autor decidía publicar en estas revistas la editorial le cobraba los derechos por el procesamiento de artículo (APCs) propios del modelo híbrido.

Universo Abierto

Springer Nature leads drive for Open Access across Europe with latest Transformative Agreement with Spain, 2021

Ver

Los acuerdos de lectura y escritura implican que por el precio que se paga por la licencia de acceso, los autores de la institución no pagan por publicar en esas revistas, al contrario de lo que ocurría hasta ahora; ya que si un autor decidía publicar en estas revistas la editorial le cobraba los derechos por el procesamiento de artículo (APCs) propios del modelo híbrido.

Springer Nature, ha acordado con la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue Universidades Españolas) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es un claro ejemplo del compromiso continuo de la editorial para impulsar el OA y permitir prácticas sostenibles de ciencia abierta a nivel mundial.

El acuerdo permitirá a las 58 universidades afiliadas a Crue y CSIC, responsables de más del 90% de la…

Ver la entrada original 122 palabras más

Cómo publicar un artículo científico y cómo hacerlo con impacto

Universo Abierto

Presentación en PPS

Quiénes llevamos publicando durante años, a veces no somos conscientes de la importancia que tienen algunos conceptos básicos en torno a la publicación científica. Este video-tutorial tiene como finalidad servir de ayuda a aquellas personas e investigadores noveles que se enfrentan a como publicar un artículo científco.

Ver la entrada original

Matemáticas en la mitología

Es frecuente hoy en día escuchar que las matemáticas están presentes en muchos aspectos de la vida moderna: en los avances tecnológicos, en la toma de decisiones macroeconómicas, en la organización logística del mundo conectado… Sin embargo, algunos de los problemas matemáticos que tratan de resolver los especialistas del siglo XXI tienen un origen muchísimo más antiguo, incluso mitológico.
Compartimos del blog amigo Notae Tironiana unn estupendo post sobre las matemáticas en la mitología muy recomendable.

Notae Tironianae

Manuela y Mª Ángeles Martín Sánchez nos envían el enlace del texto publicado en El País (4/1/2021) por Carlos Beltrán e Irene Olmo (Univ. de Cantabria), Sobre mates y mitos, que reproducimos a continuación:

Es frecuente hoy en día escuchar que las matemáticas están presentes en muchos aspectos de la vida moderna: en los avances tecnológicos, en la toma de decisiones macroeconómicas, en la organización logística del mundo conectado… Sin embargo, algunos de los problemas matemáticos que tratan de resolver los especialistas del siglo XXI tienen un origen muchísimo más antiguo, incluso mitológico.

Uno de esos problemas lo encontramos en la leyenda de la princesa fenicia Dido. Unos 1000 años antes de nuestra era, Dido fue obligada a huir de su ciudad por las amenazas de su hermano, que no estaba dispuesto a compartir el trono como era deseo del anterior rey. Tras varias aventuras, llegó con una escuadra…

Ver la entrada original 702 palabras más

¿De que forma el coronavirus cambió la ciencia en 2020?

Alrededor del 4% de la producción mundial de investigación se dedicó al coronavirus en 2020. Pero en 2020 también se produjo un fuerte aumento de los artículos sobre todos los temas que se presentaron a las revistas científicas – tal vez porque muchos investigadores tuvieron que quedarse en casa y concentrarse en la redacción de artículos en lugar de hacer ciencia.

Universo Abierto

Sources: Journal papers: Dimensions & Nature tabulations; Primer (for PubMed estimate); Preprints: Dimensions; N. Fraser & B. Kramer https://doi.org/10.6084/m9.figshare.12033672 (2020)

How a torrent of COVID science changed research publishing — in seven charts
A flood of coronavirus research swept websites and journals this year. It changed how and what scientists study, a Nature analysis shows. by Holly Else. Nature, dec. 2020

Texto completo

Alrededor del 4% de la producción mundial de investigación se dedicó al coronavirus en 2020. Pero en 2020 también se produjo un fuerte aumento de los artículos sobre todos los temas que se presentaron a las revistas científicas – tal vez porque muchos investigadores tuvieron que quedarse en casa y concentrarse en la redacción de artículos en lugar de hacer ciencia.

Las presentaciones a las revistas de la editorial Elsevier por sí solas aumentaron en alrededor de 270.000 – o el 58% – entre febrero y mayo…

Ver la entrada original 108 palabras más

Lógica cuántica «caliente»

Ahora que el mundo entero se enfrenta a un formidable problema científico, como es hallar nuevos remedios y vacunas contra la pandemia de coronavirus, la promesa de la computación cuántica quizá sea más necesaria que nunca. Dos informes que publica este miércoles la revista Nature han dado un paso de gigante para que esta clase de ordenadores pasen del plano teórico y experimental en que ahora se encuentran a poder enfrentarse a toda clase de problemas prácticos de aquí a unos años.

Para hacer funcionar bien un ordenador cuántico hay que aislarlo del resto del mundo sumamente bien ya que la menor de las vibraciones o de las colisiones con las moléculas del aire destruirá la frágil interrelación entre las unidades de cálculo, o qubits. Los primeros prototipos, como el procesador cuántico Sycamore, de Google, están encerrados en cámaras de vacío e inmersos en enormes criostatos que mantienen el chip a menos 273,05 grados. Funcionan, pues, a 0,1 grados sobre el cero absoluto.

Dos equipos de investigadores han conseguido que unos qubits cuánticos desempeñen su función a una temperatura entre diez y quince veces mayor, como cuentan en dos artículos publicados en la prestigiosa revista Nature.

Las dos investigaciones han llegado al mismo resultado de forma independiente, una desde Australia y otra desde Países Bajos. Hasta ahora, sólo era posible realizar operaciones cuánticas en temperaturas cercanas al cero absoluto, es decir, a 273 grados bajo cero, o 0 grados Kelvin. Los nuevos estudios muestran cómo se puede computar con qubits, o bits cuánticos, a temperaturas hasta 15 veces superiores a las logradas hasta ahora.

Henry Yang y Andrew Dzurak, del grupo de Sídney, junto a su ordenador cuántico.

Siguen necesitando, pues, temperaturas extremadamente bajas, de entre 271 y 272 grados bajo cero. El método permitirá ahorrar millones de euros en sistemas de refigeración para estas máquinas. Los chips cuánticos podrán estar junto a los electrónicos, lo que simplificará el diseño. La técnica de enfriamiento es uno de los grandes obstáculos para la construcción de un ordenador cuántico con mayor rendimiento, aunque no se suela hablar de ello.

Los grupos de Andrew Dzurak, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, y de Menno Veldhorst, de la Universidad de Tecnología de Delft, han utilizado en su investigación una técnica que parecía no ser la más adecuada en la carrera hacia la mejor computadora cuántica. En vez de circuitos superconductores (Google) o iones confinados por campos magnéticos (IBM), han utilizado como qubits espines de electrones en puntos cuánticos de silicio.

Tiene la ventaja de que se pueden construir los chips con silicio, como en las técnicas de semiconducotes tan habituales. Gracias a la mayor temperatura también sería más fácil la combinación con los dispositivos de control, que aportan calor al sistema cuántico de cómputo y pueden impedir su funcionamiento a las temperaturas de una parte de kelvin necesarias hasta ahora, ya que las limitaciones de los criostatos tan cerca del cero absoluto son grandes. Pero hasta ahora solo han podido estos investigadores trabajar con la célula de cálculo más básica de la computación cuántica: el par de qubits. Está por ver si la menor exigencia refrigeradora de esta técnica permitirá ampliarla a muchos qubits a la vez y si de esa forma se conseguirá un gran avance.

FUENTE: Investigación y ciencia