Motores de búsqueda: una mecánica de técnicas algorítmicas

Rieder, B. [e-Book] Engines of Order : A Mechanology of Algorithmic Techniques, Amsterdam University Press, 2020.

Texto completo

El software se ha convertido en un componente clave de la vida contemporánea y los algoritmos que ordenan, clasifican o recomiendan están por todas partes. Partiendo de la filosofía de Gilbert Simondon y de la tradición de las técnicas culturales, este libro examina el carácter constructivo y acumulativo del software y recorre las trayectorias históricas de una serie de técnicas algorítmicas que se han convertido en los bloques de construcción de las prácticas contemporáneas de ordenación. Desarrolladas en oposición a siglos de tradición bibliotecaria, estas técnicas instancian formas de conocimiento dinámicas, perspectivistas e interesadas. Incrustadas en infraestructuras técnicas y lógicas económicas, se han convertido en motores de orden que transforman el modo en que organizamos la información, las ideas y las personas.

En las últimas décadas, y en particular desde la adopción generalizada de Internet, los encuentros con los procedimientos algorítmicos para la “recuperación de información” -la actividad de obtener alguna pieza de información de una colección o repositorio de algún tipo- se han convertido en experiencias cotidianas para la mayoría de las personas en grandes partes del mundo.


Fuente: UNIVERSO ABIERTO

Sistema de inteligencia epidemiológica para frenar la COVID.

El grupo de investigación BISITE de la Universidad de Salamanca trabaja en el desarrollo de un sistema de inteligencia epidemiológica que permita la obtención, uso, acceso e interpretación de datos sobre el coronavirus. La investigación se está realizando y aplicando en Caldas, Colombia, con la finalidad de aportar información veraz y facilitar la toma de decisiones en cuanto a la evolución de la pandemia en la localidad.

Desde BISITE se ha diseñado una plataforma de Registro COVID, en la cual se recogen los datos de personas contagiadas o con sospechas de estarlo, a fin de unificarlas con los datos de otras fuentes para la georreferenciación de la información. Este sistema se refuerza con mecanismos de machine learning, con el objetivo de generar estimaciones en función de la población que se ha contagiado. Asimismo, utiliza estrategias para que el modelo se adapte a los cambios de la población, con cuadros de mando sencillos para facilitar a las instituciones competentes actuar de acuerdo a los indicadores presentados.

Inteligencia artificial para mitigar la Covid-19

El desarrollo también ha contado con el diseño de un sistema híbrido de inteligencia artificial, que utiliza varios modelos inteligentes para predecir la evolución de la pandemia con respecto a los contagios y fallecidos, además de permitir el control de los recursos sanitarios en los hospitales y distribuirlos eficazmente de acuerdo con la cantidad de pacientes ingresados.

Este proyecto ha sido posible gracias a una iniciativa financiada por el Gobierno de Colombia para desarrollar acciones que ayuden a mitigar los problemas causados por la Covid-19. El proyecto ha sido impulsado por la Universidad de Caldas con un grupo de investigadores de distintas facultades, el programa Telesalud y la importante labor del investigador principal, el rector Alejandro Ceballos Márquez, quien ha reunido a investigadores de distintas instituciones nacionales e internacionales, como es el caso del grupo BISITE, la Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá), la Universidad Austral de Chile, el Instituto de Investigación y Tecnología de Alimentos (IRTA), el Centro de Bioinformática y Bilogía Computacional de Colombia y organismos gubernamentales como la Dirección Territorial de Salud de Caldas y la Alcaldía de Manizales.

Artículo publicado en El Mundo en la sección Innovadores el pasado 6 de abril

Fuente: Corchado.net

SMART Industry 4.0

El concepto de Industria 4.0 hace referencia a la conocida Cuarta Re-evolución Industrial. Se trata de una transformación digital del sector industrial llevada a cabo a través de una serie de paradigmas cuyo objetivo principal es la transformación de los procesos industriales a través de la combinación del mundo digital y físico para lograr una eficiencia de los procesos, integración entre todos los agentes involucrados y alta capacidad de adaptación al cambio.
La Industria 4.0 ofrece una nueva visión en la que los sensores, equipos, maquinaria y sistemas informáticos se encuentran conectados a lo largo de una cadena de valor totalmente integrada y transparente, en la que combinación del mundo físico con el digital ofrece unas ventajas competitivas que determinarán el liderazgo en el sector.

El estudio Smart Industry , elaborado por Everis, en colaboración con el Club Excelencia en Gestión y el Observatorio de la Industria 4.0, constituye una ventana abierta a la realidad de la Industria 4.0 en España.

El Observatorio de la Industria 4.0 en España está constituido por 60 miembros de número, profesionales que desarrollan su actividad en diversos sectores industriales. Es un foro que se define como “un intercambio de ideas y experiencias, neutral respecto a las tecnologías o las soluciones, atento a los nuevos desarrollos, estándares, regulaciones, y mejores prácticas, con ánimo de enriquecer los procesos de toma de decisiones en el ámbito de la denominada “Cuarta re-evolución Industrial”.”

El nuevo paradigma de la industria inteligente y conectada facilita la identificación de ventajas competitivas diferenciales combinando flexibilidad y eficiencia en los medios productivos, gestionando tamaños de series y tiempos de respuesta más cortos, utilizando métodos colaborativos para potenciar la innovación, adoptando modelos logísticos inteligentes, y aprovechando la información para anticipar las necesidades del cliente o gestionar la trazabilidad de extremo a extremo. El desarrollo del paradigma en la re-evolución industrial en la que estamos inmersos representa una gran oportunidad para la industria española, y de hecho se están estrechando las colaboraciones entre los actores relevantes de los sectores industriales y tecnológicos, para garantizar la adecuación de las tecnologías a las necesidades reales de la industria.

Es evidente que existen elementos que pueden dificultar la competitividad de España, como son los costes de energía, más elevados que en países vecinos, la relativamente baja inversión en I+D+i, o la obsolescencia de los medios productivos, siendo también necesario trabajar de manera continua la estandarización y adaptar el marco regulatorio y legal para alcanzar todos aquellos aspectos novedosos que la digitalización plantea. Sin embargo, la posición geográfica de España y sus buenas infraestructuras de transporte, y la presencia de empresas tractores líderes mundiales en sus sectores y referentes en industria conectada e inteligente, constituyen una base sólida para el correcto desarrollo de la industria española bajo este paradigma.

La alucinante tecnología HÁPTICA: tocar lo que no existe.

 

Haptics: Science, Technology, Applications. Nisky, Ilana et al. Springer Nature, 2020. (Lecture Notes in Computer Science; Information Systems and Applications, incl. Internet/Web, and HCI). ISBN: 9783030581473.

DESCARGAR PDF

Cuando Aldous Huxley describió las películas sensibles en su libro “Un mundo feliz” de los años 30, se imaginó un mundo en el que el sentido del tacto sería tan explotado por la tecnología del futuro como el de la vista y oído. Eso ha tardado en llegar… Pero está llegando. A pesar de que el sentido del tacto no ha tenido un papel estelar como un medio de interactuar con las máquinas, laboratorios en todo el mundo están ansiosos de cerrar la brecha, y las primeras aplicaciones comerciales están llegando al mercado.

Hasta ahora hemos interactuado con un entorno virtual usando una pluralidad de dispositivos portátiles. En el futuro cercano -aseguran los conocedores-, no habrá necesidad de que carguemos ordenadores portátiles ni teléfonos móviles. La implementación de la tecnología háptica -dicen- nos llevará a una nueva era, en la que el mundo virtual estará con nosotros aunque no lo veamos y podremos sentirlo.

Háptico es para el sentido del tacto lo que la óptica es para el sentido de la vista“, dijo Will Provancher, profesor asociado de ingeniería mecánica en la Universidad de Utah, en EE.UU. Si has jugado un videojuego, puedes haber usando tecnología háptica en tu joystick. Si tu teléfono móvil vibra en su bolsillo, eso es también es tecnología háptica.

En Bristol, Inglaterra, la compañía Ultrahaptics usa ultrasonido para producir “puntos focales” -ondas de sonido concentradas suspendidas en el aire- que crean esencialmente un botón flotante e invisible que responde a la retroalimentación táctil. El usuario puede “sentir” esos puntos e incluso puede sentir diferencias entre los puntos. Y tocar algo que no existe es una experiencia alucinante. Quizás porque la tecnología ya nos acostumbró a escuchar lo que no vemos y a ver lo imposible. O quizás porque el sentido del tacto transmite mucha más información a nuestro cerebro de la que un solo sentido puede proporcionar.

“Háptica se refiere al aspecto sensorial que viene de la médula espinal. Incluye la sensación del tacto y la interocepción”, respondió uno de los pioneros en realidad virtual, el filósofo de la informática Jaron Lanier, en una entrevista a la BBC. “Es un sistema sensorial vasto procesado por un área extensa del cerebro”, agregó. “Desde mi punto de vista es un océano gigante de inteligencia que hemos usado sólo como una forma de movernos pero que puede ser extraordinario. Si observas a los pianistas improvisando, a veces pueden solucionar problemas matemáticos al elegir notas musicales que no podrían solucionar tan fácilmente de otra manera”, señaló. “Es ese tipo de pensamiento abstracto que nos gustaría explorar mejor. El problema es que sabemos menos sobre las sensaciones hápticas que sobre los otros sentidos, y es más difícil diseñar experimentos para estudiarlas”.

La idea es que las interacciones en línea dependen en gran medida de la visión y la audición, pero hasta ahora no del contacto físico, que es muy importante emocionalmente. Aún está en pañales pero, por ejemplo, en la Universidad Simon Fraser desarrollaron un guante que ayuda a transmitir el toque de una mano. Si te pones el Flex-N-Feel y doblas o mueves los dedos de la mano, una señal viaja por wi-fi a los sensores en el otro guante, que vibra para recrear el movimiento. Así puedes acariciar o tomar la mano de alguien aunque esté en el otro lado del mundo.

Flex-N-Feel

Los profesionales médicos ya la utilizan durante los ejercicios de entrenamiento para practicar técnicas quirúrgicas, así como durante las cirugías en sí. Sin embargo, hasta ahora, la robótica no ha podido transmitirle retroalimentación táctil al cirujano. Cientos de miles de cirugías robóticas mínimamente invasivas se realizan anualmente, pero los cirujanos operan sin el beneficio del sentido del tacto. Lo ideal sería que, por ejemplo, un cirujano pudiera recibir retroalimentación háptica del corazón de una persona y solucionar el problema sin necesidad de abrir la cavidad torácica para usar sus manos. Y en eso se está trabajando.

Fuente: BBC

China arrebata a EEUU la supremacía cuántica con su nueva supercomputadora.

La nueva Guerra Fría entre bloques ya no es Unión Soviética/Estados Unidos. La irrupción de China en el mundo capitalista ha dado un vuelco a esta partida de ajedrez y la carrera tecnológica es su principal competición en la que ambos países son actores principales.

Un equipo de físicos de China afirma haber construido una computadora cuántica capaz de realizar ciertos cálculos casi 100 billones de veces más rápido que la supercomputadora más avanzada del mundo. De esta manera, China ha alcanzado el primer hito en la carrera global para desarrollar la computación cuántica a gran escala.

El científico chino Pan Jianwei y sus colegas crearon un prototipo de computadora cuántica, llamada Jiuzhang, con la que detectaron hasta 76 fotones, partículas elementales responsables de causar manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético. El sistema Jiuzhang es capaz de implementar el muestreo del bosones gaussiano a gran escala, 100 billones de veces más rápido que la supercomputadora más rápida existente en el mundo. Por si fuera poco, el nuevo prototipo puede procesar datos 10.000 millones de veces más rápido que la computadora cuántica de 53 cubits desarrollada por Google.

“La ventaja computacional cuántica representa un tipo de umbral. Es decir, cuando la capacidad de un nuevo prototipo supera la de la computadora tradicional más potente en el manejo de una tarea particular, demuestra que posiblemente hará avances en muchas otras áreas”, señaló Lu Chaoyang, profesor de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China.

Por ahora, el sistema Jiuzhang es campeón en una sola área; sin embargo, los físicos chinos aseguran que, a diferencia de las computadoras convencionales, su aparato tiene potencial para ser usado en varios ámbitos, incluida la teoría de grafos, el aprendizaje automatizado y la química cuántica. Esto todo es gracias a su capacidad de supercomputación. 

Esta supremacía cuántica es el resultado de 20 años de esfuerzo que ha aplicado el equipo de Pan Jianwei. Durante su investigación, los físicos chinos han logrado también solucionar varios problemas tecnológicos importantes. Uno de ellos fue descubrir una fuente de fotones de alta calidad.

“Por ejemplo, es fácil para nosotros tomar un sorbo de agua cada vez, pero es difícil beber solo una molécula de agua. Una fuente de fotones de alta calidad necesita ‘liberar’ solo un fotón cada vez, y cada de estas partículas elementales necesita ser exactamente de la misma forma, lo cual es todo un desafío”, explicó Pan Jianwei, citado por la agencia china Xinhua. Uno de los frentes en la carrera tecnológica 

Hoy en día, los investigadores chinos compiten contra las principales corporaciones tecnológicas de EEUU, desde Alphabet hasta Amazon y Microsoft para alcanzar el liderazgo en la computación cuántica. Este ámbito, según la agencia Bloomberg, se ha convertido en otro frente en la carrera tecnológica entre EEUU y China. En el 2019, Google anunció haber construido una computadora que podría realizar un cálculo que le ocuparía cerca de 10.000 años a las supercomputadoras más rápidas en 200 segundos. Hasta la fecha, este aparato ha mantenido la supremacía cuántica. Y el Gobierno de China, a su vez, ha hecho todo lo posible para arrebatársela. 

Ahora, el país asiático está construyendo un Laboratorio Nacional para Ciencias de Información Cuántica por un valor de 10.000 millones de dólares. Su levantamiento forma  parte de un gran impulso que Pekín ha dado en ese campo. 

Mientras tanto, en EEUUla Administración Trump ofreció fondos de 1.000 millones de dólares para realizar investigaciones a principios del 2020 en la inteligencia artificial y la información cuántica y ha tratado de atribuirse el avance de Google, destaca el medio.

FUENTE: Sputnik News