Motores de búsqueda: una mecánica de técnicas algorítmicas

Rieder, B. [e-Book] Engines of Order : A Mechanology of Algorithmic Techniques, Amsterdam University Press, 2020.

Texto completo

El software se ha convertido en un componente clave de la vida contemporánea y los algoritmos que ordenan, clasifican o recomiendan están por todas partes. Partiendo de la filosofía de Gilbert Simondon y de la tradición de las técnicas culturales, este libro examina el carácter constructivo y acumulativo del software y recorre las trayectorias históricas de una serie de técnicas algorítmicas que se han convertido en los bloques de construcción de las prácticas contemporáneas de ordenación. Desarrolladas en oposición a siglos de tradición bibliotecaria, estas técnicas instancian formas de conocimiento dinámicas, perspectivistas e interesadas. Incrustadas en infraestructuras técnicas y lógicas económicas, se han convertido en motores de orden que transforman el modo en que organizamos la información, las ideas y las personas.

En las últimas décadas, y en particular desde la adopción generalizada de Internet, los encuentros con los procedimientos algorítmicos para la “recuperación de información” -la actividad de obtener alguna pieza de información de una colección o repositorio de algún tipo- se han convertido en experiencias cotidianas para la mayoría de las personas en grandes partes del mundo.


Fuente: UNIVERSO ABIERTO

Modelos predictivos : algoritmos y aplicaciones

Benner, Peter, Grivet-Talocia, Stefano, Quarteroni, Alfio, Rozza, Gianluigi, Schilders, Wil and Silveira, Luís Miguel. Model Order Reduction, Berlin, Boston: De Gruyter, 2021. https://doi.org/10.1515/9783110671490

La creciente complejidad de los modelos utilizados para predecir los sistemas del mundo real conduce a la necesidad de contar con algoritmos que sustituyan los modelos complejos por otros mucho más sencillos, preservando al mismo tiempo la precisión de las predicciones. Este manual en varios volúmenes abarca tanto los métodos como las aplicaciones y se centra en las aplicaciones en ingeniería, ingeniería biomédica, física computacional e informática.

Matemáticos determinan la forma ideal del ala para el vuelo

La mejor forma del ala

Un equipo de matemáticos determina la forma de ala ideal para un vuelo rápido, un descubrimiento que promete mejores métodos para recolectar energía del agua y mejorar la velocidad del aire.

El trabajo se basa en una técnica que imita la biología evolutiva para determinar qué estructura produce el mejor ritmo de vuelo.
Los científicos realizaron una serie de experimentos en el Laboratorio de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Nueva York. Crearon alas impresas en 3D que se baten mecánicamente y compiten entre sí, con los ganadores “reproduciéndose” mediante un algoritmo evolutivo o genético para crear voladores cada vez más rápidos.

Sophie Ramananarivo ; Thomas Mitchel ; Leif Ristroph. Improving the propulsion speed of a heaving wing through artificial evolution of shapeProceedings of the Royal Society A: Mathematical, Physical and Engineering Sciences.  Published: 

 http://doi.org/10.1098/rspa.2018.0375

American Physics Society nos muestra en un vídeo estas pruebas. (AQUI)

Para imitar este proceso de reproducción, los investigadores comenzaron el experimento con 10 formas de alas diferentes de las cuales se midieron las velocidades de propulsión. Luego el algoritmo seleccionó pares de las alas más rápidas (“padres”) y combinó sus atributos para crear “hijas” aún más rápidas que luego se imprimieron en 3D y probaron. Repitieron este proceso para crear 15 generaciones de alas, con cada generación produciendo descendencia más rápido que la anterior.

“Consideramos el trabajo como un estudio de caso y una prueba de concepto para una clase mucho más amplia de problemas de ingeniería complejos, especialmente aquellos que involucran objetos en flujos, como la racionalización de la forma para minimizar el arrastre de una estructura –observa Leif Ristroph, profesor asistente en el Instituto Courant de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Nueva York–. Creemos que esto podría usarse, por ejemplo, para optimizar la forma de una estructura para recolectar la energía en ondas de agua”.

Minería y análisis de datos: Conceptos y algoritmos fundamentales

bookpic

Mohammed J. Zaki, Wagner Meira, Jr., Data Mining and Analysis: Fundamental Concepts and Algorithms, Cambridge University Press, May 2014. ISBN: 9780521766333.

Texto completo — Enlace Alternativo


Este libro es un resultado de los cursos de minería de datos en RPI y UFMG. Aunque hay varios buenos libros sobre minería de datos y temas relacionados, sentimos que muchos de ellos son demasiado avanzados. El publicar este libro era escribir un texto introductorio que se centre en los algoritmos fundamentales de los datos minería y análisis. Establece las bases matemáticas para la minería de datos básicos con conceptos clave explicados cuando se encuentran por primera vez; el libro también trata de construir la intuición detrás de las fórmulas para ayudar a la comprensión.


FUENTE: https://universoabierto.org/

Un algoritmo para combatir las colas en los museos

La Galería de los Uffizi recurre a un algoritmo para combatir las colas
El museo florentino, con 3,4 millones de visitantes anuales, desarrolla un sistema basado en el Big Data para evitar esperas y generar un “turismo sostenible”

Colas ante la galería de los Uffizi, en Florencia, el 29 de junio de 2016.
Colas delante de la Galeria de los Uffizi

El turismo de masas y las huestes del palo selfie han transformado la manera de visitar el mundo. Y también, por supuesto, las prioridades de los museos. La revolución, la modernidad, ya no pasa tanto por innovar en el relato de la ordenación de las colecciones, como en los años noventa, sino por algo tan prosaico como la mejora de una experiencia masificada y cada vez más insoportable. La Galería de los Uffizi en Florencia es casi tan famosa por sus obras de Botticelli y Leonardo como por sus colas. Lo mismo le sucede a los Museos Vaticanos en Roma y a tantos otros centros culturales.

Cuando Eike Schmidt (Friburgo, 1969) aterrizó en 2015 en los Uffizi, el museo más visitado de Italia (3,4 millones al año), decidió dedicar parte de su esfuerzo a cuestiones del entorno artístico. Era el primer director extranjero de la historia del museo, que no tenía ni página web, y vivía de su leyenda. Primero estableció un sistema variable de tarifas. La temporada alta y la baja no podían costar lo mismo. Eso ayudó. Luego, reordenó la colección e hizo las reformas para regular los flujos de visitantes, a menudo, colapsados delante de obras como La Primavera de Botticelli o la Venus de Urbino de Tiziano.

El pasado domingo se probó por primera vez un sistema basado en un algoritmo que recoge información científica —como el tiempo de visita medio, la capacidad de las salas, la época del año y la comparativa histórica…— y social. Este apartado es el que le confiere viveza a la máquina, ya que basa su predicción de espera en asuntos como la meteorología, el impacto de determinadas exposiciones temporales o el perfil de los visitantes.

Cuando el sistema se ponga en funcionamiento definitivamente (esta es una versión beta que ha sido testada con los 7.561 visitantes del pasado domingo), nunca más habrá colas. Cada visitante recibirá a su llegada una cita horaria, con un margen de error de 15 minutos, lo que permite aprovechar el tiempo en otros asuntos. De hecho, la galería Pitti, ha aumentado este fin de semana ya un 22% sus visitas. “La gestión de las colas es una ciencia exacta, basada en las estadísticas, la estructura de gestión, la informática… Pero también es una ciencia social, que no tiene que ver con moléculas sino con grupos de personas que se comportan de manera distinta en función del entorno. Hemos podido trabajarlo para tener un modelo estadístico predictivo muy preciso, pero habrá casos en los que no hemos pensado todavía”, advierte Schmidt.

El sistema ha sido ideado por un equipo de la Universidad de L’Aquila dirigido por Henry Muccini, presidente del Programa de Estudios de Informática. El objetivo, asegura, no es solo optimizar el uso. “Se trata también de crear sostenibilidad en el turismo. Redistribuye la carga de visitantes, aumenta la calidad de la visita y mejora la visibilidad de la ciudad internacionalmente”. Además, apunta, hay un elemento de seguridad incontestable. “Una cola, lamentablemente, es un objetivo terrorista clarísimo”.


FUENTE: EL PAIS