Premio Turing 2021 para los creadores de la base sobre la que se sustentan los compiladores.

El canadiense Alfred Vaino Aho (79 años), profesor emérito de la Universidad de Columbia, y el estadounidense Jeffrey David Ullman (78 años), profesor emérito de la Universidad de Stanford, han sido distinguidos con el premio Turing de 2020, conocido como el nobel de la informática. El galardón lo entrega cada año la ‘Association for Computing Machinery (ACM)’ entre quienes hayan contribuido de manera destacada al avance de la ciencia de la computación.

Alfred Vaino Aho y Jeffrey David Ullman

La ACM asegura en un comunicado en su página, que Aho y Ullman se han hecho merecedores del premio por su contribución al diseño y análisis de los algoritmos, por contribuir a los fundamentos de los lenguajes de programación de los ordenadores y su compilación, y por sintetizar estos resultados en sus libros, muy influyentes, “que han educado a varias generaciones de científicos informáticos”.

La colaboración entre Ullman y Aho comenzó en 1967 durante su etapa en Bell Labs, histórico centro de investigación de AT&T. Los dos profesores ayudaron a describir la tecnología de compiladores y abrir la puerta a traducir programas de alto nivel en códigos máquina de bajo nivel.

 El software (programa informático) que hace funcionar cualquier dispositivo tecnológico con el que interactuamos ―desde un teléfono móvil a un servidor gigante― está escrito por humanos en un lenguaje de programación de nivel superior que luego es traducido (compilado) para su ejecución por la máquina en un código de nivel inferior. Un compilador, explica Ricardo Peña, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Complutense de Madrid, “es un tipo de programa muy complejo encargado de dicha traducción, que se realiza en varias fases”.

“En primer lugar, hay un análisis gramatical, en el que es imprescindible una teoría llamada de autómatas. A continuación, se produce la detección de errores, tanto gramaticales como de las reglas semánticas del lenguaje. Después, se genera el código y por último, tiene lugar la optimización”, detalla Peña. Tanto Ullman como Aho son pioneros en este tema de la compilación; en análisis de la complejidad de los algoritmos y en bases de datos. Y sobre todo, han volcado muchas energías en poner al alcance de los estudiantes toda esa información de forma asequible para su estudio.

En esa faceta pedagógica de ambos galardonados insistió este miércoles el presidente de la ACM, Gabriele Kotsis, quien, en la comunicación del premio, recordó que “la programación informática y el desarrollo de sistemas de software cada vez más avanzados sustentan casi todas las transformaciones tecnológicas que ha experimentado la sociedad en las últimas cinco décadas”. Y añadió: “Si bien numerosos investigadores han contribuido a estas tecnologías, el trabajo de Aho y Ullman ha sido especialmente influyente. Han sido líderes de opinión desde principios de la década de 1970 y su trabajo ha guiado a generaciones de programadores hasta el día de hoy”.

Aho y Ullman son coautores de nueve libros. En su comunicado, la ACM destaca dos de ellos, El diseño y análisis de los algoritmos computacionales (1974), uno de los primeros libros sobre algoritmos disponibles para estudiantes, y Principios del diseño compilador (1977), conocido como “el libro del dragón” por el diseño de su portada y que es todavía hoy el manual más usado en la asignatura del mismo nombre. A estos dos libros, Peña añade un tercero sobre estructuras de datos y algoritmos (1983), escrito junto con otro autor (J.E. Hopcroft), que también se ha convertido en un clásico en la Ingeniería Informática.

Se buscan programadores en COBOL.

La crisis por Covid dispara la demanda de expertos en un lenguaje de 1959

La crisis por Covid dispara la demanda de expertos en COBOL, un lenguaje de 1959. 

La pandemia de Covid-19 está resaltando las fragilidades de la sociedad en la que vivimos. En Estados Unidos algunos estados han comenzado a hacer un llamamiento desesperado para encontrar a expertos en Cobol, un lenguaje de programación de hace 60 años. A pesar de su longevidad siendo vital en instituciones y empresas financieras. Como los bancos y aseguradoras.

Según explican en Mashable el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, ha hecho un llamamiento urgente por el colapso de sus sistemas informáticos para procesar las numerosas solicitudes de desempleo. Algo clave para poder pagar las ayudas por quedarse en paro. El problema parece estar siendo que ante el enorme número de solicitudes que se están procesando el software falla y no hay expertos para arreglar algo tan antiguo.

Cobol es uno de los más vetustos lenguajes de programación del mundo. En septiembre de 2019 cumplió 60 años. A pesar de que se dejó de impartir como materia académica hace décadas en las facultades de informática, sigue estando muy presente. En este gráfico de la agencia de noticias Reuters podemos ver cómo sigue usándose.

El 95% de los cajeros automáticos sigue funcionando en parte por COBOL y el 43% del sistema informático bancario está construido con este lenguaje. Pero la edad promedio de los programadores de Cobol está entre 45 y 55 años. Por eso IBM ha comenzado a facilitar su aprendizaje mediante la iniciativa Open Mainframe.

DESCARGAR MANUAL DE COBOL

Jose Francisco Paramio, analista programador de Cobol, explica las razones que han llevado a que este lenguaje siga vivo: “La migración del lenguaje Cobol de proyectos que se hicieron en los años 60, 70 o 80 es muy costosa y larga en el tiempo. Puede durar incluso años. Por eso las empresas que siguen usándolo, sobre todo bancos y aseguradoras, se resisten a cambiar”. COBOL es un lenguaje orientado a los negocios. No es un lenguaje como Java, que es muy genérico, por lo que no hay tanta gente que lo aprenda. Ha habido intentos de que mejore, pero no ha evolucionado tan rápido como otros lenguajes. Aunque la esencia no se ha llegado a perder. En cualquier caso no es tan difícil de aprender. La demanda de programadores que trabajen con este lenguaje de programación siempre ha sido alta. El problema es que no hay demasiados recursos para aprenderlo. José Francisco Paramio dice que “en Estados Unidos, concretamente en Ohio y Houston, están ofreciendo de todo para que lleguen desarrolladores. Incluso les proporcionan vivienda”.

cobol - Búsqueda de Google

Aunque los materiales didácticos que ha puesto a disposición de los que quieran aprender COBOL requieren una comprensión avanzada del inglés. Pues se trata de información sumamente técnica. Basta con echar un vistazo al manual (PDF) que se ha publicado en el marco del proyecto Open Mainframe para comprobarlo. En realidad el dominio de ambos lenguajes va unido. Una de las curiosidades de este dinosaurio tecnológico es que su sintaxis fue pensada para ser parecida a la del inglés. A diferencia de lenguajes de programación posteriores, apenas hace uso de símbolos para simplificar la programación.


FUENTE: La Vanguardia 16/04/2020

Python Programming

Navi Feroz . Python Programming: For the Beginners (An Introduction to the Python Computer Language and Computer Programming). GRATUITO EN AMAZON.

ACCESO AL LIBRO EN AMAZON

Python is a general-purpose interpreted, interactive, object-oriented, and high-level programming language. It was created by Guido van Rossum during 1985- 1990. Like Perl, Python source code is also available under the GNU General Public License (GPL). Python is designed to be highly readable. It uses English keywords frequently where as other languages use punctuation, and it has fewer syntactical constructions than other languages.