La respiración del suelo forestal bajo los efectos del cambio climático

Imagen relacionada

Forest Soil Respiration under Climate Changing. (2018) Robert Jandl and Mirco Rodeghiero (Eds.). MDPI Books. DOI: https://doi.org/10.3390/books978-3-03897-179-5
DESCARGAR PDF

La respiración del suelo es un proceso de gran importancia para comprender el ciclo del carbono en los ecosistemas forestales y para comprender adecuadamente el papel de los bosques en la mitigación del cambio climático.

El proceso se divide en dos componentes:

  • Respiración autotrófica del suelo, es decir, el flujo de CO2 procedente de la respiración de las raíces de los árboles
  • Respiración heterótrofa del suelo, es decir, el flujo de CO2 debido a la respiración de los microorganismos del suelo.
  • Un tercer componente, la respiración de las micorrizas, es todavía objeto de debate y aún no está claro si se debe tener en cuenta en suelos autotróficos o heterótrofos. respiración, respectivamente, o si debe ser tratado como un tercer componente.

La tasa de respiración del suelo está controlada por factores ambientales. Es de esperar que el más fuerte es la temperatura del suelo, seguida de la humedad del suelo. La relevancia de cualquiera de los dos factores depende del emplazamiento propiedades. Dos documentos refuerzan este punto de vista. Una ventaja de la compilación en papel es la recopilación de estudios de casos en los que otros factores, además de la temperatura y la humedad del suelo, están afectando evidentemente en gran medida el ritmo de respiración del suelo. Las características de la masa forestal como la densidad de árboles, la edad de la masa, y Las especies arbóreas y las propiedades adicionales del suelo, como la estabilidad de los áridos, están influyendo en la respiración del suelo. El libro ofrece orientación sobre el estado actual de los conocimientos y ayuda a identificar las lagunas de conocimiento. para futuros proyectos de investigación.

Resultado de imagen de respiracion del suelo forestal

 

Cartografía de la ocupación del suelo de Galicia

Cotesa, la compañía de tecnologías aplicadas de Grupo Tecopy, ha sido la adjudicataria de un contrato licitado por la Xunta de Galicia a través de la Agencia Gallega de Innovación (GAIN) para realizar el seguimiento de las dinámicas de ocupación del suelo y la planificación territorial, cuyo presupuesto total asciende a casi 1,3 millones de euros.

Resultado de imagen de cotesa tecopy

 

El contrato se enmarca en el plan de compra pública innovadora de la ‘Civil UAVs Initiative’, iniciativa que lanzó el Gobierno gallego para la utilización de sistemas aéreos no tripulados en el ámbito civil y en la mejora de la prestación de servicios públicos. Para su desarrollo, la Xunta confía en empresas tecnológicas de referencia, como Cotesa (Grupo Tecopy), cuyo plan estratégico pone el acento en la aplicación de tecnologías de vanguardia para lograr la diferenciación de sus productos y servicios, fruto de su apuesta por la I+D+i desde hace más de 20 años.


Resultado de imagen de plataforma ‘Tierra 3

Plataforma ‘Tierra 3’

La solución propuesta por Cotesa, en UTE con las empresas gallegas Altia y Aeromedia, consiste en la creación de una plataforma (‘Tierra 3’) que permita la semi-automatización de la cartografía de la ocupación del suelo de Galicia, así como sus hábitats de interés comunitario, con mayor precisión y recurrencia que la cartografía existente.

La plataforma ‘Tierra 3’ incluye datos capturados por sensores transportados en UAVs/RPAs (aeronaves no tripuladas operadas por control remoto) e imágenes de satélite, a partir de las cuales se desarrollan una serie de herramientas, que responden a las necesidades de análisis —en materias de ordenación y planificación del territorio— de distintos organismos gallegos, entre los que se encuentra el IET (Instituto de Estudios del Territorio y Aguas de Galicia). Para ello, Cotesa empleará tecnología Big Data, Cloud Computing, Machine Learning e inteligencia artificial.

El objetivo es proveer a los técnicos de la Xunta que elaboran este tipo de cartografía de un conjunto de aplicaciones que faciliten y automaticen la captura de datos, la actualización de bases de datos y el análisis de la información en materias de ordenación y planificación del territorio.

Sobre el Grupo Tecopy

Grupo Tecopy, que opera en los sectores de ingeniería, tecnologías aplicadas y formación, está integrado por tres unidades de negocio: Tecopy Ingeniería (Tecopysa), Tecopy Tecnologías Aplicadas (Cotesa) y Tecopy Formación (Enclave). Cuenta con una plantilla de más de 150 profesionales y con centros de trabajo en Madrid, Valladolid (Parque Tecnológico de Boecillo), Zamora, Cáceres y Murcia, así como presencia en Colombia, Nicaragua, Ecuador, Marruecos y Camerún.

Suelos contaminados por radiactividad.

España carece de un inventario de suelos contaminados por radiactividad pese a que una norma de 2008 obliga al Consejo de Seguridad Nuclear a elaborar el catálogo. 

 

Los márgenes del Jarama esconden desde 1970 restos de un escape radiactivo clandestino | Sociedad | EL PAÍS

En enero de 2008 se aprobó el Real Decreto 35/2008 a través del que se modificó el reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas. En el preámbulo se destacaba, “como aspecto novedoso”, que con esa modificación se regulaba “el control de áreas contaminadas para dar solución al control de terrenos o recursos hidrológicos que, no perteneciendo a instalaciones reguladas por el Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas, se hayan visto afectados por contaminación radiológica”.

Ese fue precisamente el caso de los márgenes del canal de riego del Jarama en los que el franquismo enterró de forma clandestina los lodos contaminados por el vertido de la extinta Junta de Energía Nuclear (JEN). El vertido se inició en el Centro Nacional de Energía Nuclear Juan Vigón, ubicado en la Ciudad Universitaria de Madrid y que hoy es la sede del Ciemat. Estas instalaciones sí estaban consideradas como nucleares (había incluso un reactor experimental, origen del vertido). Pero las aguas tóxicas se colaron por las alcantarillas y salieron del recinto hasta el Manzanares, el Jarama y el Tajo. El rastro de contaminación se acumuló en los fondos del canal de riego y de ahí los técnicos sacaron la tierra y la enterraron en las zanjas.

El artículo 81 del real decreto de 2008 señala: “El Consejo de Seguridad Nuclear [CSN] elaborará un inventario de los terrenos o recursos hidrológicos de los que tenga conocimiento que se hayan visto afectados por contaminación radiológica, informando de ello a las autoridades competentes a los efectos oportunos”El CSN —heredero junto al Ciemat de la extinta Junta de Energía Nuclear (JEN)— conoce perfectamente que se produjo el vertido y el enterramiento de los lodos radiactivos a lo largo del canal. De hecho, en 2012 el área de Protección Radiológica Ambiental del CSN elaboró un informe relacionado con el futuro inventario de suelos contaminados que concluyó que se debe “realizar una caracterización más completa del alcance de la contaminación” en los enterramientos del Jarama. Pero la aprobación del inventario está paralizada.

En abril de 2010 se constituyó un grupo de trabajo entre el CSN, el entonces Ministerio de Energía y Enresa, la empresa pública encargada de gestionar los residuos radiactivos. En el transcurso de aquel proceso se elaboró el informe sobre el Jarama. El CSN llegó a redactar un borrador para un segundo real decreto en el que se establecían los criterios para declarar los suelos contaminados y poder hacer el inventario. Pero, una década después, el real decreto que permitirá tener ese catálogo aún no se ha aprobado.

Un portavoz del CSN señala que el borrador del real decreto que se redactó “asignaba al ministerio la responsabilidad de la declaración de un suelo como contaminado o como un suelo con restricciones de uso por razones radiológicas y, con ello, un inventario de esos suelos… Pero, finalmente, no se aprobó este proyecto de real decreto que implicaba modificar previamente la Ley sobre Energía Nuclear 15/1964”, añade.


FUENTE: El País (16/09/2018)